GTD: ¿Por Qué hay que Transformar las ''Cosas''?

The Potter, cortesía de tim ellis

David Allen define cosas como todo aquello que has permitido entrar en tu mundo físico o psíquico y que todavía no está “en su sitio” porque aún no has definido para ello ni el resultado deseado ni la próxima acción.

La razón por la que la mayoría de los sistemas de organización no funcionan es porque dejan sin transformar las cosas que intentan organizar y mientras sigan siendo cosas, no serán controlables.

La mayoría de las listas de tareas pendientes son meros listados de cosas en lugar de verdaderos inventarios del trabajo real que hay que hacer.

Suelen ser recordatorios parciales de cosas no resueltas y no traducidas en resultados y próximas acciones, o lo que es lo mismo, en un esbozo detallado de lo que realmente hay que hacer.

No es que las cosas sean malas por sí mismas. Lo que habitualmente llama nuestra atención son cosas. Pero una vez entran en nuestra vida y en nuestro trabajo, tenemos la obligación para con nosotros mismos de definir y aclarar su significado.

Si todas las cosas ya estuvieran transformadas y claras, el trabajo del conocimiento no tendría sentido, ya que no aportaría valor alguno.

Hay mucha gente que se siente orgullosa de sus listas de tareas pendientes cuando en realidad no tienen más que listas incompletas de cosas poco definidas.

Aún no se han dado cuenta de qué es lo que tienen que organizar para lograr lo que persiguen, ni de lo mucho que lo necesitan.

Nosotros ya sabemos que antes de nada tienen que agrupar todas las cosas en las que tengan que pensar y después, si realmente quieren que sus esfuerzos organizativos tengan éxito, pensar en ellas.

7 comments to GTD: ¿Por Qué hay que Transformar las ”Cosas”?

Logo redca
sigue este blog en feedly
FacileThings

Categorías