El Consejo de los Viernes: Conoce Tus Apoyos

Tanto en el ámbito personal como en el profesional, con frecuencia la diferencia entre lograr y no lograr lo que deseas depende de que cuentes o no con los apoyos adecuados.

Algo importante a tener en cuenta es que habitualmente no basta con contar con la cantidad suficiente de apoyos sino que también influye la calidad de los mismos.

Muchas decisiones que no dependen de ti se toman a través de un proceso más o menos estructurado, que puede ser desde una votación a una simple discusión informal. Sea cual sea el proceso de toma de decisión, hay algo que es fundamental: debes saber quienes son las personas clave a la hora de decidir.

Lo segundo que debes conocer es cual es el posicionamiento de esas personas clave en relación con tu propuesta. ¿Están a favor o en contra?

Si están a favor, averigua qué podría hacerles cambiar de opinión, cuáles son las motivaciones por las que están a favor de tu propuesta y cuales son sus preocupaciones al respecto. Necesitas conocer esta información por si tuvieras que modificar ligeramente tu propuesta para lograr más apoyos, ya que lo que evidentemente no quieres es perder aquellos con los que ya cuentas.

Si están en contra, descubre por qué. Si hay algo que puedes hacer para que tu propuesta sea aceptable para ellos sin dejar de serlo para quienes ya te apoyan, hazlo.

Preguntar abiertamente por adelantado cuál es su opinión a las personas involucradas en una decisión les hará ver que las tienes en cuenta, te ayudará a entender cuáles son las motivaciones y los temores de cada uno a la hora de decantarse a favor o en contra y te permitirá modificar tu planteamiento inicial para lograr el mayor número de apoyos.

En el peor de los casos te hará ser consciente de que tal vez no sea ese el mejor momento para sacar tu propuesta adelante.

A veces, ir al grano consiste precisamente en saber esperar el momento oportuno.

Desarrollo Organizacional: Artesanía en Red

A estas alturas es probable que ya sepas que los pasados días 17, 18 y 19 de mayo se celebró en Segovia la 1ª Cumbre Mundial de Consultoría Pretendidamente Artesana (PCMCPM).

Dicen los expertos que, en un grupo, las mejores conclusiones se obtienen cuando, en lugar de buscar la convergencia desde un principio, se intenta generar la máxima divergencia y, desde allí, se avanza hasta alcanzar una convergencia.

Algo parecido ocurrió en la cumbre, donde @Amlletradepal, @Yoriento, @ignacionacho, @Odilas, @lalhi, @cumclavis, @suenosdelarazon, @juleniturbe y un servidor de forma presencial, @dreig y @vigoncas por Skype, y @arey a través de inteligentes preguntas en su blog, tuvimos la ocasión de debatir sobre la Consultoría Artesana en Red partiendo de conocimientos, experiencias y expectativas divergentes pero con deseo de converger en la consolidación de estas nuevas formas de hacer y de organizarse.

No es mi intención escribir aquí otra crónica sobre la Cumbre. Si te interesa conocer más sobre lo que allí pasó te recomiendo que no te pierdas las excelentes entradas ya publicadas al respecto en los blogs de Julen, María Jesús, Alfonso, Manel, Nacho, Miquel y Anna.

El objetivo de este post es hablar de estos dos nuevos conceptos que sustentan un modelo de generación de valor alternativo a la empresa tradicional: la Artesanía en Red.

Cuando hablamos de Artesanía nos estamos refiriendo a una forma de hacer distinta. Hablamos de un nuevo paradigma en el que no se trabaja para el cliente, sino con el cliente; donde las personas son las protagonistas, no instrumentos; donde la inteligencia se sobrepone a los procesos y las relaciones interpersonales se sobreponen a los mecanismos de control.

La Artesanía, paradójicamente, no implica mayor coste, sino menor. Los costes estructurales del Artesano son mínimos, al igual que sus costes de aprendizaje. El Artesano es productivo, porque hace un uso masivo y eficiente de la tecnología e invierte tiempo en innovar e investigar para poder resolver los problemas de una vez y para siempre. El Artesano es también adaptable y flexible y trabaja con las herramientas disponibles en cada momento.

La Artesanía no busca maximizar el beneficio sino la satisfacción del cliente y del propio Artesano. Es un juego de suma positiva donde Cliente y Artesano no sólo resuelven un problema sino que además, al hacerlo, crecen personal y profesionalmente a la vez que disfrutan trabajando.

Por eso el Artesano no trabaja para la organización, sino en la organización, lo cual supone establecer relaciones de confianza a largo plazo con el cliente que van más allá de la duración del proyecto.

Por otra parte, al decir “en Red” hablamos de una estructura organizativa extremadamente flexible y potenteAlgo seguramente impensable de no existir las actuales tecnologías.

La Red es un universo virtual de posibilidades.

El Artesano no es un experto multidisciplinar ni lo pretende. Conoce sus puntos fuertes y también sus debilidades. Es consciente de que esas debilidades pueden devaluar su proposición de valor de cara al Cliente y por eso necesita trabajar en Red.

La Red la forman muchos otros Artesanos, todos ellos poseedores de determinadas competencias y experiencias en las cuales basan su generación de valor. Competencias y experiencias que se refuerzan y complementan mutuamente. Los propios Clientes son parte de la Red y aportan también sus conocimientos y aptitudes a la misma.

Cualquier Artesano puede “activar” los nodos necesarios de su Red para configurar el equipo que reúna las competencias y experiencia requeridas para abarcar cualquier proyecto. La Red permite disponer de cuanto es necesario para un proyecto sin incurrir en ningún tipo de coste fijo previo. Ahí reside su potencia.

Pero además estas Redes no son estáticas. El siguiente proyecto puede originar que nodos que participaron en la primera Red no estén y sin embargo se añadan nuevos nodos que no estaban al principio. Incluso durante un proyecto la Red puede ir cambiando dinámicamente su composición según las necesidades. La Red está viva y es adaptable. Ahí reside su flexibilidad.

En Segovia hablamos de Artesanía Consultora pero tanto la Artesanía como la Red no son privativas de la Consultoría. Creo que en los próximos años iremos viendo un imparable desarrollo de redes artesanas en ámbitos muy distintos, pero especialmente en aquellos en los que operan trabajadores del conocimiento.

Aunque hay pioneros que llevan tiempo experimentando con él, creo que aún estamos en los umbrales de un nuevo modelo de organización alternativo que ha venido para quedarse: la Artesanía en Red.

Todo GTD en Dos Posts (y II)

365.234 GTD, cortesía de Greg Turner

Veíamos la semana pasada que para ser productivo sin estar estresado lo primero que necesitas es vaciar tu mente.

Esto se consigue fácilmente siguiendo estos 5 pasos:

  1. Recopilar utilizando las herramientas de recopilación adecuadas y cumpliendo los tres sencillos requisitos para recopilar con éxito:
    1. Que todos tus frentes abiertos estén en tu sistema de recopilación y no en tu cabeza
    2. Mantener el menor número posible de bandejas de entrada
    3. Vaciar periódicamente todas tus bandejas de entrada
  2. Procesar todos los elementos que has recopilado en tus bandejas de entrada y que consiste simplemente en convertir esas “cosas” en algo “accionable”, es decir, algo sobre lo que poder llevar a cabo una acción
  3. Organizar los elementos procesados con una de las 8 herramientas de organización en GTD. Como resultado de esta fase de organización tendrás una serie de proyectos y de próximas acciones, parte de las cuales estará en tu lista de próximas acciones y parte en tu agenda. También habrá un buen número de proyectos y acciones que no requieren acción a día de hoy pero que tal vez podrían requerirla algún día.
    Una herramienta útil para resumir los criterios de organización de tus acciones es este diagrama tiempo/compromiso
  4. Con todo ya organizado, el siguiente paso es Evaluar tus próximas acciones, que no es otra cosa que decidir qué hacer. Esta evaluación no debes hacerla sólo después de procesar y organizar tus acciones sino que además debes convertirla en un hábito: la revisión semanal
  5. El último paso es Hacer. En ocasiones tendrás que decidir sobre la marcha siguiendo los 4 criterios para escoger acciones. En otras podrás decidir entre las 3 formas de trabajar y, en ambos casos, es importante que no pierdas de vista las 6 perspectivas para definir tu trabajo

Los proyectos requieren mención aparte.

Dicen Allen que a la hora de planificar un proyecto debemos abordarlo desde un enfoque vertical, es decir, teniendo en cuenta todas las acciones intermedias que son necesarias para completarlo.

La manera más efectiva de lograr esto es aplicando los 5 pasos de la planificación natural, es decir, los cinco pasos que sigue tu mente de forma inconsciente a la hora de hacer casi cualquier tarea.

Por desgracia nos han enseñado a utilizar el modelo de planificación no natural, que nos fuerza a seguir un esquema y una secuencia ordenada que impide a nuestro cerebro rendir a la altura de sus posibilidades. El principal problema de este modelo es que al final nadie planifica porque el esfuerzo de hacerlo no aporta ventaja alguna. El resultado es que con frecuencia te ves obligado a emplear el modelo de planificación reactivo, consistente en “improvisar sobre la marcha en el último momento” y de resultados muy ineficientes, entre otras cosas porque el proceso que sigue es precisamente el contrario al modelo de planificación natural.

Los 5 pasos de la planificación natural son muy sencillos:

  1. Definir los Propósitos, es decir, el porqué, y los Principios de tu proyecto, que deben ser coherentes con tus propios valores
  2. Visualizar los resultados del mismo o, en otras palabras, lo que quieres conseguir con el proyecto
  3. Generar una tormenta de ideas para maximizar el número de opciones disponibles
  4. Organizar todos los elementos de tu plan, es decir, todas esas acciones intermedias que necesitas llevar a cabo para completar tu proyecto y la forma en que se relacionan entre sí
  5. Identificar la próxima acción, es decir, ¿por dónde empiezo?

Evidentemente cada persona tiene unas necesidades distintas y tú debes encontrar la solución que mejor se ajuste a tus necesidades.

Reconocerás que has encontrado tu solución idónea cuando notes que has conseguido quitarte ese proyecto de la cabeza.

Bueno. Ahora ya conoces toda la teoría de GTD. Sólo nos falta ponerlo en práctica y a eso nos vamos a dedicar todos los lunes en los próximos meses aquí, en Óptima Infinito.

Logo redca
sigue este blog en feedly
FacileThings

Categorías