El Consejo de los Viernes: El Asesino es el Mayordomo

En reuniones, presentaciones e informes, conviene con frecuencia comenzar por el final.

Adelanta tus conclusiones antes de embarcarte en la explicación de los detalles. Al hacerlo estarás diciendo a tu audiencia por qué deben seguir prestándote atención y qué pueden esperar del resto de la presentación.

No les obligues a adivinarlo.

Echa un vistazo al último informe que tuviste que preparar y mira a ver en qué punto del mismo compartiste tus conclusiones. Todo lo que vaya más allá de la segunda frase es tardar demasiado.

Lo único que debe preceder a tus conclusiones es una frase que resuma de la forma más contundentemente posible los antecedentes.

Por ejemplo: “Como saben he venido aquí a resolver este misterioso asesinato”. La siguiente frase debería ser: “Después de buscar, recopilar y analizar todas las pistas posibles he llegado a la conclusión de que el asesino es el mayordomo”.

A partir de ahí ya puedes pasar a explicar los detalles pormenorizados de tu investigación.

Presentar las conclusiones sólo después de haber explicado todos los antecedentes es un mal hábito, que se nos inculca desde pequeños, y que no es más que un reflejo del método deductivo.

Sin embargo, en la vida real, la gente quiere saber las conclusiones lo primero.

20 comments to El Consejo de los Viernes: El Asesino es el Mayordomo

Logo redca
sigue este blog en feedly
FacileThings

Categorías