El Consejo de los Viernes: No Descuides los Detalles

Es importante no confundir “ir al grano” con ignorar los pequeños detalles, sobre todo porque los pequeños detalles tienen la mala costumbre de convertirse en graves problemas cuando son pasados por alto.

Sin embargo, a veces parece que preocuparse por los pequeños detalles es una actitud absurda. Esto ocurre porque se confunde con los aspectos más negativos del perfeccionismo, aunque en realidad no tienen nada que ver.

Se trata simplemente de tener en cuenta los pequeños detalles cuya omisión puede dar lugar a problemas serios que hubieran sido fácilmente evitables. ¿Cuántas veces un pequeño detalle ha arruinado algo importante?

A continuación tienes un checklist, para ser utilizado por ejemplo al principio de cada semana, con el que puedes  comprobar en un momento si tienes todos los detalles importantes bajo control:

  • ¿Qué reuniones tengo concertadas para esta semana? ¿Están todas confirmadas? ¿Tengo todas las direcciones y números de teléfono que necesito para asistir a ellas o avisar si llego tarde? ¿Voy a poder llegar a tiempo a todas ellas? Si eres tú quien convoca la reunión: ¿He reservado ya la sala? ¿He enviado ya la agenda?
  • ¿Tengo todo el material y las herramientas que voy a necesitar a lo largo de la semana?
  • ¿Están terminados de organizar mis viajes de esta semana: billetes, reservas…?
  • ¿Va a tener lugar algún evento de especial importancia esta semana que requiera una preparación específica? ¿Está todo listo?
  • Si usas algún método de productividad personal como GTD: ¿Tengo todas mis listas actualizadas?

Si descubres algo que debería estar hecho y aún no lo está, hazlo o asegúrate de que se haga.

No debería llevarte mucho tiempo y, una vez tengas controlados los detalles, podrás dedicarte tranquilamente y por completo a las cosas «importantes». 🙂

23 comments to El Consejo de los Viernes: No Descuides los Detalles

Logo redca
sigue este blog en feedly
FacileThings

Categorías