GTD: El Mapa de Ruta para la Vida y el Trabajo

Hay ocasiones en las que no necesitas un mapa. Generalmente, son situaciones en las que:

  • Sabes dónde estás
  • Sabes dónde quieres ir
  • Sabes cómo ir desde dónde estás a dónde quieres ir
  • No te encuentras con cambios ni imprevistos en tu ruta
  • Sabes qué posibles opciones interesantes hay en tu ruta

Cuando algo de lo anterior no se cumple, es muy probable que desees tener un mapa.

Piensa por un momento en tu vida en general y en tu trabajo en concreto. A lo mejor, en algún momento, te has encontrado en alguna de estas circunstancias:

  • No ser plenamente consciente de qué estaba pasando
  • No tener claro dónde querías ir
  • Tener claro dónde querías ir pero no contar con un plan o un camino para lograrlo
  • Encontrarte con un imprevisto y no saber cómo ni por dónde continuar
  • Preguntarte qué oportunidades podrías estar pasando por alto en tu camino

En cualquiera de estos casos, ¿qué pasaría si pudieras disponer de un mapa con toda esa información que necesitas?

A fin de cuentas, sentirse perdido es algo relativamente habitual en el trabajo del conocimiento. En estos tiempos líquidos, cuando tienes que pensar y repensar constantemente para saber qué hacer, resulta muy fácil perder el norte.

Eso que llamas “trabajo” es un conglomerado de tareas y compromisos en constante cambio, algo radicalmente distinto a lo que era el trabajo tradicional típico en una cadena de producción o, incluso, en una antigua oficina.

La prueba de que buena parte de la gente está habitualmente “perdida” es sencilla. Pregunta al azar a diversas personas de tu entorno si están 100% seguras de estar haciendo en ese momento justo lo que deberían hacer, es decir, lo que más les acerca a sus objetivos e intereses. Si son sinceras, la mayoría te dirá que no.

Todas las personas necesitamos un mapa. No porque vayas a visitar todos y cada uno de los lugares que aparecen en él, sino porque tener un mapa te da control y perspectiva.

Te da control porque, al mirar el mapa, puedes darte cuenta de cuáles son las opciones disponibles, los lugares a los que puedes ir y los distintos caminos que te conducen a ellos. Esto es muy importante, porque para que puedas tomar una buena decisión sobre dónde ir y por qué camino es indispensable que seas consciente de cuáles son las alternativas posibles. Es muy difícil decidir bien cuando falta información clave…

Te da perspectiva porque, al mirar el mapa, te das cuenta de los otros sitios a los que estás dejando de ir cuando decides ir a uno de ellos en concreto. En otras palabras, eres plenamente consciente de las consecuencias de tus decisiones. Esto es también muy importante, porque para que te sientas bien después de tomar la decisión sobre dónde ir es indispensable que seas consciente de qué alternativas estás dejando de lado. Es muy difícil sentirte bien con lo que decides cuando no tienes completamente claro lo que implica tu decisión…

Como ves, la productividad personal va mucho más allá de trucos y consejos sobre cómo hacer muchas cosas. La productividad personal tiene que ver, sobre todo, con elegir bien en cada momento dónde quieres ir y cuál es el mejor camino para ello.

Una persona productiva es una persona cuyas decisiones en la vida y en el trabajo están bien orientadas hacia los resultados que desea. Y para orientarte bien, tanto en la vida como en el trabajo, necesitas un mapa.

8 comments to GTD: El Mapa de Ruta para la Vida y el Trabajo

Logo redca
sigue este blog en feedly
FacileThings

Categorías