Óptima Infinito cumple 9 años

Y así, como quien no quiere la cosa, este blog cumple años una vez más y se planta en la recta final hacia su primera década en la blogosfera. Un ejemplo claro del poder de las MASS.

Decía el año pasado que había logrado consolidar la «regularidad equilibrada» que llevaba tiempo buscando. Este año, ya consolidada, me he dedicado a disfrutar de ella y, sobre todo, a aprovecharla. El cambio en el día de publicación, del lunes al viernes, me ha permitido además mejorar mis rutinas de trabajo y poder dedicar más atención a la elaboración de los posts. Por otra parte, escribir un único post a la semana también me ha ayudado a poder tratar con mayor profundidad y detalle algunos temas que así lo requieren, como por ejemplo la explicación de conceptos de OPTIMA3®, o sus diferencias con GTD®.

Al principio, temía que estos cambios – el día de publicación y la mayor extensión de los posts – pudieran afectar negativamente al interés por el blog, pero las cifras indican lo contrario, al menos hasta ahora.

Son ya 725 entradas, 50 más que hace un año. En cuanto a suscripciones, en feedly he pasado de los 4.100 del año pasado a 4.500 a día de hoy (+10%). Esta cifra, sumada a las suscripciones por email y a las suscripciones con otros lectores de RSS distintos de feedly totaliza unos 7.400 suscriptores, lo que representa un modesto incremento del 5% en relación con el año pasado.

Lo que sí ha experimentado un aumento muy significativo ha sido el tráfico del blog. En concreto, el número de usuarios únicos pasa de los 172.000 del año pasado a 229.000 (+33%). También sube de forma notable el número de páginas vistas, que ha pasado de 520.000 a 678.000 (+30%). Estoy muy satisfecho con la progresión de estos indicadores, en la medida que parecen dar a entender que los contenidos que publico resultan interesantes.

En cuanto a contenidos, este año he compartido bastantes cosas sobre OPTIMA3®, metodología de segunda generación que comparte principios con GTD® e incorpora los avances más relevantes de los últimos años en efectividad personal. Mi intención es seguir compartiendo información sobre ella en el blog de forma regular para, en algún momento cada vez más próximo, publicar al menos un libro sobre esta metodología.

Aprovecho para comentar por aquí – ya que a menudo recibo consultas vuestras sobre ello – que actualmente no ofrezco formación en OPTIMA3®. La he retirado temporalmente de mi oferta de servicios, pero mi intención es volver a ofrecerla tan pronto haya logrado estos tres objetivos:

  1. Completar el lanzamiento de la formación GTD® oficial en España, con lo que supone de certificación de formadores, traducción, adaptación y logística de los materiales, etc.
  2. Finalizar la metodología OPTIMA3®, incorporando todo el material que he ido recopilando durante los últimos años, a fin de poder ofrecer un producto completo, actual, útil y aplicable.
  3. Desarrollar una oferta de servicios de formación en OPTIMA3® innovadora y que incorpore mis miles de horas de experiencia formando en efectividad personal.

Volviendo al blog, también he escrito sobre otros temas relacionados con efectividad, tanto personal como organizativa. Por ejemplo, he escrito sobre comunicación efectiva, técnicas para potenciar el aprendizaje, estrés laboral o big data. Mi intención es seguir en esta línea los próximos meses, combinando post sobre GTD® y OPTIMA3®, con otras competencias complementarias.

Y ya para terminar (casi me da vergüenza hablar de ello), espero que el tan traído y llevado cambio de «look» para el blog, del que llevo años escribiendo, llegue – por fin – este año, aunque a estas alturas ya no me atrevo a asegurar nada 😉

Por mi parte solo queda darte las gracias por seguir leyéndome un año más y decirte que cuento contigo para seguir adelante en la construcción de este proyecto. Un fuerte abrazo!

Cinco años de Consultoría Artesana

Y así, como quien no quiere la cosa, se han cumplido cinco años transitando por este camino artesano. Como resumen, y tomándole prestada la expresión a mi amigo y maestro Amalio Rey, 2016 ha sido un año espeso y raro también para mí.

En lo personal, el fallecimiento repentino de mi padre a principios de mayo ha supuesto un impacto, tanto inmediato como diferido, superior a lo imaginado. Aunque sabíamos desde hacía años que podía ocurrir en cualquier momento, hay cosas para las que nunca se está suficientemente preparado. En otro orden de cosas, cumplir 50 ha dado lugar a cambios de perspectiva y nuevas reflexiones en las que aún ando inmerso.

En lo profesional, el año comenzó mal. La cancelación de un volumen importante de talleres, en el último momento y ya sin margen para reaccionar, supuso un varapalo importante a la facturación del primer semestre. Ya había tenido experiencias parecidas con anterioridad, por lo que muy rara vez reservo fechas sin un pedido firmado. Esta era una de esas excepciones y el aprendizaje ha sido claro

Por otra parte, Jesús Serrano, amigo y compañero de OPTIMA LAB, me decía en primavera que tenía que «levantar el pie» y dejar su actividad en la red temporalmente en segundo plano, a fin de poder recuperar el equilibrio. Otro golpe importante, no solo por el aprecio personal que siento por Jesús, a quién me consta no le resultó nada fácil dar este paso, sino también porque es un activo muy importante de la red y con un enorme potencial.

Y para acabar con lo negativo, la consultoría en efectividad organizativa en general y la metodología OPTIMA12® en particular han sido dos de las grandes perjudicadas este año. Mi intención era haber dedicado más atención a este apartado, pero al final no ha podido ser. Veamos qué pasa en 2017…

Pero no todo iban a ser malas noticias. 2016 también ha tenido sus grandes y memorables momentos positivos. Por ejemplo, 2016 ha sido el año en el que, por primera vez, OPTIMA LAB ha impartido formación oficial de GTD en España. Poco después de que en marzo mi amigo y maestro Jerónimo Sánchez pasara una semana con David Allen y compañía, formándose como Master Trainer Certificado en GTD®,  se pudo hacer realidad nuestro sueño compartido: el primer curso de formación GTD oficial en España celebrado con éxito.

A partir de ahí, y bajo la atenta supervisión y constante ayuda de Jero, los demás nodos de OPTIMA LAB hemos estado trabajando de manera efectiva y sostenible en nuestros propios procesos de certificación, gracias a lo cual ya somos cinco los formadores certificados por la David Allen Company en España.

Al margen de las certificaciones, la aventura de traer GTD® oficial a España ha supuesto mucho trabajo y algunas decisiones difíciles. Como parte de este trabajo, hemos tenido que doblar videos; traducir y maquetar un buen montón de materiales; «montar» toda la estructura logística para gestionarlos, ya que parte de ellos procede directamente de USA pero el resto procede de otros cuatro proveedores locales; adaptar la oferta de servicios formativos, buscando la forma óptima de «paquetizarlos» para simplificar la elección a los clientes; definir la estructura de precios; y construir y mantener actualizada la web formaciongtd.com.

De todos modos, el principal reto al que nos hemos tenido que enfrentar ha sido convertir en «artesano» un producto eminentemente «industrial». Y no ha sido fácil. La formación oficial en GTD® es un producto global y, por lógica, la única forma de mantener su carácter global es limitando por completo cualquier tipo de modificación local de los materiales, exceptuando su traducción. La buena noticia es que los materiales son de excelente calidad pedagógica, así que todo perfecto por esta parte.

Afortunadamente, las actividades formativas oficiales de GTD® son mucho más que unos materiales y su diseño deja mucho espacio para que un buen formador pueda «enriquecer» aún más la experiencia de aprendizaje, aportando sus competencias, conocimiento y, sobre todo, su experiencia personal con el uso de la metodología, así que esa ha sido la vía en la que hemos centrado nuestros esfuerzos. La verdad es que estamos enormemente satisfechos con el resultado y, por lo que hemos podido comprobar hasta ahora, los clientes también.

En cuanto a las decisiones difíciles, he decidido retirar temporalmente los talleres de OPTIMA3® de nuestra oferta de servicios. Esta situación se mantendrá, como mínimo, durante 2017, y podría prolongarse uno o incluso dos años más.

OPTIMA3® surgió como «fork» de GTD®, pero ha seguido evolucionando y adquiriendo personalidad, hasta convertirse en una metodología distinta y con entidad propia. Hoy, OPTIMA3® es una metodología de segunda generación que comparte principios con GTD® e incorpora los avances más relevantes de los últimos años en efectividad personal.

Sin embargo, hasta ahora, OPTIMA3® había mantenido vínculos evidentes con GTD®, lo que de algún modo ha supuesto una limitación a su desarrollo completo. Esto ha dejado de tener sentido una vez que ya existe formación oficial de GTD® en España y por eso ahora quiero dedicar a la finalización de OPTIMA3® la atención que merece, y quiero hacerlo con tranquilidad, poco a poco, y sin prisas. Se irá viendo por aquí. En los últimos meses he ido compartiendo «trozos» de OPTIMA3® y mi intención es seguir haciéndolo.

Por lo que respecta a colaboraciones, durante 2016 he continuado un año más con Glocal Thinking, el blog de Meta4, y ya hemos acordado continuar trabajando juntos durante 2017. También he colaborado puntualmente con el blog de Ferrovial y con Sintetia, a la vez que participado en diversas entrevistas, podcasts y en el 4º Espacio Factor Humà, además de recibir el Premio del Foro RRHH de Foment a la ponencia mejor valorada de 2015.

En el aspecto económico, decía el año pasado que mi intención para 2016 era «abandonar por completo el modelo de distribución y utilizar únicamente un modelo basado en comisiones». Así ha sido. También decía que tenía intención de «dedicar menos tiempo a facturar, a fin de poder invertir más atención en proyectos a medio y largo plazo». También ha sido así. Reservé cuatro meses íntegros del año para dedicarlos a actividades no facturables. En consecuencia, la eficiencia «real» directa ha bajado del 47% al 28%, si bien es cierto que mirando nuestra eficiencia «interna», que es la que usamos como referencia, la reducción ha sido mucho menor: del 58% al 47% (sobre un máximo de 60%). A pesar de ello, y aun con el varapalo del primer semestre, ha sido un año muy bueno en facturación, con una cifra muy parecida a la del año pasado. Prácticamente toda la facturación de este año ha sido sin intermediarios, de ahí que la cifra se mantenga a pesar de haber bajado tanto la eficiencia.

Otro de los objetivos cumplidos en 2016 ha sido la certificación como Consultor en Roles de BELBIN®, donde tuve la oportunidad de compartir no solo curso sino también equipo con mi amiga Jane del Tronco, con quién volví a coincidir poco después para grabar una breve intervención sobre procrastinación para Miriada X.

De vuelta a lo personal, dos de mis grandes logros en 2016 han sido recuperar el hábito de la lectura diaria, algo que se me venía resistiendo durante los últimos años, y mantener una mayor regularidad con mis hábitos de sueño, sobre todo en cuanto a intentar dormir al menos 7 horas diarias. También he trabajado en eliminar tensiones, por lo que he reducido la frecuencia de publicación en el blog, que ha pasado de dos post semanales a uno. Me encanta escribir y quiero evitar que se convierta en una obligación.

Y, hablando del blog, ya no me atrevo a decir que la plantilla aquella de la que empecé a hablar hace años «está prácticamente terminada», porque seguro que no me crees. En mi descargo diré que, en realidad, la plantilla ya no tiene prácticamente nada que ver con la primera, puesto que ha evolucionado a través de varias versiones para convertirse en la plantilla común de OPTIMA LAB. Voy a cruzar los dedos para que el año que viene no tenga que volver a dar excusas 😛

De hecho, si algo me han enseñado los años es la inutilidad de hacer planes y establecer objetivos. Planificar entendido como pensar, prever, anticipar y prevenir sí ; planificar entendido como programar cuándo van a hacerse las cosas, no. Lo importante para mejorar la efectividad es definir bien los resultados, tener claro el propósito de los mismos y asegurar que las tendencias para cada uno son las que tienen que ser. Si el foco está en hacer bien cosas que aportan valor y tienen sentido, los resultados son por lo general los que tienen que ser.

Y poco más que compartir. Agradecer desde aquí, como siempre, a todas las personas con las que, de un modo u otro, he trabajado o colaborado durantes estos doce meses y, de forma muy especial, a mis buenos amigos de OPTIMA LAB: Paz, Jero, Jesús, David, Cruz y AJ. Cada nuevo año es una nueva oportunidad para seguir aprendiendo, construyendo y aportando en inmejorable compañía, como la tuya.

Aprovecha estos días. Desconecta mentalmente, abandona las viejas verdades y actualiza tu «cartografía mental». Muchas gracias por estar ahí un año más. Te deseo un Feliz Propósito y un mejor 2017. Un fuerte abrazo!

Óptima Infinito cumple 8 años

Otro año más, y por una vez en la fecha exacta, llega el momento de hacer balance de la trayectoria de este blog. La verdad es que parece que esta historia, que empezó como una aventura experimental, ha terminado en una relación seria. Decía Aristóteles que «somos lo que hacemos repetidamente», que es lo mismo que decir «somos nuestros hábitos». A día de hoy, escribir en este blog se ha convertido en algo más que en un simple hábito y ha pasado a formar parte de mí, de lo que me define: soy bloguero.

Imagino que se nota, pero disfruto enormemente escribiendo en este blog. Escribir de forma regular no solo contribuye a mantener viva mi disciplina, tan necesaria para el desarrollo y el sostenimiento de esos hábitos de los que tanto hablamos los profesionales de la efectividad, sino que me asegura también mantener activos una serie de círculos virtuosos muy importantes para mí.

Por ejemplo, tener que escribir me asegura dedicar regularmente parte de mi atención y de mi energía mental a seguir aprendiendo y a reflexionar sobre lo aprendido, a fin de poder seguir generando contenidos para el blog. Esa necesidad de aprendizaje y reflexión activa tiene muchos efectos positivos, uno de los cuales es potenciar mi creatividad, que en paralelo [re]activa mi sentido [auto]crítico. De todo lo anterior surge la necesidad de compartir esas nuevas ideas, aprendizajes y reflexiones, es decir, refuerza el deseo de escribir.

Al margen de lo anterior, estoy muy satisfecho con este último año del blog. Creo que he logrado consolidar la «regularidad equilibrada» que llevaba tiempo buscando. Esta regularidad equilibrada es importante para mí porque me permite mantener un ritmo suficientemente vivo y constante de publicación sin necesidad de «robar» atención a otras áreas de mi vida. Este año lo he conseguido.

Han sido 75 entradas más, que totalizan 675 desde los orígenes del blog. En cuanto a suscripciones, una aumento considerable en este último año. En feedly, he pasado de los 3.600 suscriptores del año pasado a unos 4.100 en el momento que escribo este post (+14%). Esta cifra, sumada a los aproximadamente 1.000 suscriptores por email y a los otros 2.000 que me da el plugin de WordPress basado en visitas totaliza unos 7.000 suscriptores, lo que representa cerca de un 43% más que el año pasado.

Las visitas al blog también han experimentado un aumento muy significativo, en parte probablemente debido al aumento de suscriptores, pasando de las 140.000 del año pasado a 172.000 (+23%). También sube de forma notable el número de páginas vistas, que ha pasado de 430.000 a 520.000 (+21%). Estoy realmente impresionado y enormemente satisfecho con la progresión de todos estos indicadores.

En cuanto a contenidos, este año que terminado de desglosar el libro «Haz que funcione» de David Allen y también he dedicado una serie completa, bajo el hashtag #cienciaGTD, al paper publicado en 2008 por Francis Heylighen y Clément Vidal «Getting Things Done: The Science behind Stress-Free Productivity» sobre los fundamentos científicos de GTD.

También este año he comenzado a compartir algunos elementos de OPTIMA3, una metodología de segunda generación que comparte principios con GTD e incorpora los avances más relevantes de los últimos años en efectividad personal. Esta metodología de vanguardia continúa evolucionando a muy buen ritmo a través de dos líneas de trabajo paralelas, «OPTIMA3 framework» y «OPTIMA3 system», y mi intención es seguir compartiendo información por aquí de forma regular y, en algún momento, publicar un libro (o dos) al respecto.

Para el año que viene mi intención es seguir escribiendo cada vez más sobre efectividad, tanto personal como organizativa. Eso sí, quiero abrir el círculo, incorporando otros elementos que juegan y van a jugar un papel claro en la mejora de esta competencia clave para el siglo XXI como, por ejemplo, la comunicación efectiva, sobre la que ya he escrito algo. Espero además que, por fin, pueda hacer realidad ese cambio de «look» del que ya he hablado muchas veces, y que he tenido que posponer en numerosas ocasiones debido a cambios de planes (para que luego digan los amantes de la planificación). Aparte de ser un «look» común para todos los blogs de la red OPTIMA LAB, es mucho más limpio y moderno que el actual, así que creo que te gustará.

Por mi parte solo queda darte una vez más las gracias por estar ahí, contribuyendo a dar sentido y a enriquecer este proyecto. Un fuerte abrazo!

Logo redca
sigue este blog en feedly
FacileThings

Categorías